Esto es algo sabido por todos: la cocina es el sitio de la casa que más se mancha de forma conjunta con el baño, pues son los lugares que debemos cuidar la higiene al límite.

Y es que la cocina aparte de ser uno de los lugares donde comemos, es la estancia donde manipulamos todos y cada uno de los comestibles, lo que hace que poquito a poco se vaya amontonando la suciedad y las bacterias. Para evitarlo, os diremos cuáles son los lugares de mayor acumulación de suciedad.

1. En los estropajos y en los trapos o balletas de cocina pues la humedad es uno de lo sitios más propensos a fin de que estas bacterias se alojen.

2. Las tablas de cortar puesto que la usamos para manipular comestibles crudos y es inevitable que muchas de esas bacterias deseen alojarse en la tabla.

3. El microondas y el horno asimismo son susceptibles de suciedad, sobre todo las paredes, las esquinas y los platos giratorios. Para evitarlo, es conveniente emplear siempre y en todo momento una tapa al usar el microondas y limpiarlo cada semana con agua caliente y un desinfectante no invasivo.

4. Como es natural la encimera es el primordial sitio de trabajo de la cocina que además se usa para dejar bolsas provenientes de la calle, cartas… por lo que es realmente posible que se transforme en una superficie con bacterias.

5. La nevera es el sitio donde guardamos todos y cada uno de los comestibles y en ocasiones aun el lugar donde se nos ponen malos con lo que no debemos dejar que por ningún motivo se formen colonias de microorganismos y se debe limpiar con agua y jabón cada semana.

7. Los tiradores de las puertas puesto que muy frecuentemente abrimos y cerramos cuando tenemos las manos sucias.

8. El fregadero podríamos calificarlo asimismo como uno de los más peligrosos en concentración de patógenos por depositar todos y cada uno de los platos y utensilios sucios en esta zona y por ser una de las más húmedas.

9. Y para finalizar, el cubo de la basura puesto que todos y cada uno de los restos orgánicos van a parar aquí.